Garantías

El Certificado de Garantía que emite nuestra tienda, garantiza la calidad del producto que ampara, en los términos legalmente establecidos, durante un periodo de tres años a partir de la fecha de entrega, todo ello de acuerdo con el Real Decreto-Ley 7/2021, de 27 de abril.

  • Ante cualquier falta de conformidad en el momento de la entrega del bien, el empresario responderá frente al consumidor de las faltas que se manifiesten durante un plazo de tres años desde la entrega, que se entenderá realizada el día que figure en la factura o tique de compra, o en el albarán si este fuera posterior.
  • Salvo prueba en contrario, se presumirá que las faltas de conformidad que se manifiesten en los dos años siguientes a la entrega del bien ya existían cuando éste se entregó.
  • En caso de producto defectuoso, el vendedor deberá proceder, según corresponda, a la reparación, sustitución, rebaja del precio o resolución del contrato, gestiones que serán gratuitas para el consumidor y usuario.
  • El vendedor responderá frente al consumidor de las faltas que se manifiesten durante un plazo de tres años desde la entrega, que se entenderá realizada el día que figure en la factura o tique de compra, o en el albarán si este fuera posterior.
  • Salvo prueba en contrario, se presumirá que las faltas de conformidad que se manifiesten en los dos años siguientes a la entrega del bien ya existían cuando éste se entregó.
  • El consumidor podrá exigir al empresario la subsanación de la falta de conformidad, la reducción del precio o la resolución del contrato, gestiones que serán gratuitas para el consumidor comprendiendo los gastos que sean necesarios para que los bienes sean puestos en conformidad, especialmente los gastos de envío, transporte, mano de obra o materiales.
  • Serán gratuitas para el consumidor, comprendiendo los gastos que sean necesarios para que los bienes sean puestos en conformidad, especialmente los gastos de envío, transporte, mano de obra o materiales.
  • Se llevarán a cabo en un plazo razonable desde el momento en que el empresario haya sido informado de la falta de conformidad y sin mayores inconvenientes para éste, siempre teniendo en cuenta la necesidad de contar con los plazos del propio servicio técnico del fabricante.